Las tres patas de Albireo

Las tres patas de Albireo

Las tres patas de Albireo

 

¿Por qué tres y no dos o cuatro? Porque, como bien sabemos de matemáticas, tres puntos definen un plano: por eso un taburete nunca cojea.